jueves, 14 de enero de 2010

Diario de Mario




El sol aún dispara peligrosas ráfagas de Vitamina D manteniendo limpias las calles. Llego del Lago y decido echarme tras la merienda, recuperar fuerzas, relajarme. Mi madre suspira en el comedor viendo junto a mi hermana, la chica más perforada del pueblo (23 piercings), una película de Raphael en Cine de Barrio; luego jugarán juntas a exterminar seres de otras galaxias, de Africa creo. Son unas paletas, no las soporto: ni conocen a Dj Tiësto ni han visto la última de la saga Crepúsculo, ¿de qué podría hablar con ellas?. La cama está sin hacer, si mi abuela viviera no hubiera permitido esta desidia; ¡cuanto me quería la jodía momia!.
Lo de mi padre es casi peor, ha conocido en los andamios de Madrid a uno de letras, sin curre en lo suyo, que le está volviendo gilipollas; este fin de semana se ha presentado con un libro de un tal Saramago y con una película que se titula Cowboy de Medianoche, que no pienso mirar (a pesar del título) porque seguro que es un coñazo. Y es que es lo que yo le digo: ¿es normal que un encofrador lea algo que no sea el Marca?...¿de qué vas a hablar con tus amigos?...Eso que estás haciendo es renegar de tus principios. Tú eres un obrero, ¡coño!. Se lo digo enfadado, de mala leche, y él me mira sorprendido. Creo que sabe que tengo razón;  me lo estoy ganando: el otro día me miraba comprensivamente mientras yo daba puñetazos al sofá por la expulsión de Carol, la del Gran Hermano.
Cosas importantes, como esta última de GH, son las que hacen que entre Lydia y yo haya buen rollo: ella también lloró, nos abrazamos y acabamos follando en el buga mientras la taladradora de Dj Mostrenco nos impedía pensar (se nos olvidó el preservativo).
Y no es que yo me crea mejor que nadie porque tenga un coche guay y un equipo Sony CHX-GT230, pero uno se mueve y aprende, que es muy importante conocer ambientes que te enseñen lo que merece la pena aprenderse: buenas discotecas y buenos comercios.
Porque yo me he hecho a mí mismo. ¡Que vivo en casa de mis viejos, ¡vale!, pero porque quiero!. Si yo dejara sola a mi madre, con mi trabajo de "viruta" ganaría una pasta en Barcelona, y no la miseria que me dan aquí, que no me llega para los cinco pagos mensuales que tengo entre manos. Pero uno es un buen hijo, responsable y cauto: que sólo tengo 27 años, ¡hostias!, y toda una vida por delante.
Y basta de reflexiones, que he venido a recargar las baterías y este no es el camino. Quiero que nada me ronde la cabeza y en eso soy un experto, nunca tuve demasiados problemas para dejar la mente en blanco. El acontecimiento de esta noche merece que esté en plena forma. Inicio la cuenta atrás, concentrándome en lo único que importa; el cero coincidirá con la esencia y el sueño profundo: 10) el momento más sublime de la semana, 9) razón de vida, 8) justa rebeldía juvenil, 7) libertad y conquista, 6) hora de reivindicar dignos corrales de ocio, 5) con ginebra o con ron, he ahí la cuestión, 4) decibelios p'al Aurelio,  3) no te entiendo pero "pa" las chorradas que estarás diciendo,  2) bebe deprisa y tendrás una hermosa vomitona, 1) ¡"semos" los mejores, y los más atronadores "regüelderos"! 0) ¡BOTELLON!


Con lágrimas en los ojos. A la memoria de Miguel Hernández que dejó escrito: 

"Juventud que no se atreve,
    ni es sangre, ni es juventud,
    ni relucen, ni florecen.
    Cuerpos que nacen vencidos,
    vencidos y grises mueren:
    vienen con la edad de un siglo,
    y son viejos cuando vienen.
    La juventud siempre empuja
    la juventud siempre vence,
    y la salvación de España
    de su juventud depende"


Y también a los chicos y chicas que no se sienten identificados con el escritor del diario; que sé que son bastantes. 
¡Vale!; y a los que van al botellón y se lo pasan divinamente: se relacionan, no mean en la calle, recogen y reciclan los residuos, no dan gritos, no rompen ni queman nada, no permiten beber a menores, no acuden a urgencias al mínimo mareo, no se pelean, no llevan coches cantarines y aprovechan las noches para hacer el amor y no el gorrino.
Jaht

8 comentarios:

lola dijo...

Y no se trata del sarampión, sino de algo permanente, inherente a un tipo de personalidad bastante frecuente. Además, con la edad empeora, como el reuma.

Yiyi dijo...

Pobre gatito, con lo guapino y bueno que era de chico.

Jara dijo...

!!!Muuucho coche !!!Muuucho equipo
!!cunga!! !!!chunga!!!!!chunga!!
!!!Muuuchos conocimientos etílicos!!
!!!Muuuucho aparente poderío!!
Pero si quieres neutralizarles,
solo tienes que sorprenderles
con una palabra de dos sílabas,
ya que la única neurona de su
cerebro no será capaz de procesarla.

ray pocho dijo...

Pues yo a Mario lo veo muy recuperable.Si,está acomodado en casa de mami,pero los escasos mil euros que gana,no dan para independizarse (quizá,cuando Lydia trabaje).
Me preocupa más su desprecio a Saramago;pero el chico trae buenos genes y madurará,fijo.
Ahora prolifera la generación nini(ni estudian,ni trabajan).
Ah,lo de Dj Mostrenco es genial,jaja.

Pollito dijo...

Estimado Sinhué:
¡Qué bien te mueves en las distancias cortas "jodio"!
Reconozco que tienes buen juego de cintura.
¿Te defiendes igual de bien en las distancias largas?

Luisa Arellano dijo...

Ando demasiado tempranera esta mañana, lo se... pero es que el sueño se me ha esfumado sin razón aparente y como tengo atrasadas mis lecturas favoritas, me he venido para acá. ¡Bendito seas: me has alegrado el día! :)

Calcas la realidad, con la maña y maestría que es habitual en ti, y nos pintas en clave de fino humor.... o tal vez ironía, que nunca distingo bien una cosa de la otra, una realidad evidente aunque nos neguemos que existe y lo más que hagamos por esa realidad, sea etiquetarla y quedarnos tan panchos.

Los "ni-ni" son un producto más de este desatino que nos empeñamos en llamar "bienestar".

Gracias por acompañar mi desayuno de tan buena manera.

jordim dijo...

uau,, que frases, hoy esto es como haber recuperado a bukowski..

Candela dijo...

Yo a Mario le veo perdido, pero
no es consciente de ello.
Necesita una terapia de choque
para para encontrarse sí mismo.

IMÁGENES QUE HABITAN EL BLOG